Denuncian mega estafa a través de una supuesta ONG

Hasta ahora serían más de 40 personas las que fueron estafadas a través de una supuesta ONG a la que apoyaban con recursos económicos que iban a volver a recuperar con una importante ganancia. El supuesto responsable sería David Aguilar Chamorro, quien se quedó con más de G. 500 millones. 

 

Aguilar Chamorro supuestamente usaba nombre de personas influyentes de la sociedad como cabeza de la organización o brazo político para lograr captar fondos económicos, entre ellos aparece el nombre del senador Salyn Buzarquis y su hermano Víctor Buzarquis, este último quien ya presentó una denuncia ante el Ministerio Público, y del concejal municipal y cooperativista Roque Olmedo  y su hijo Roque Olmedo, precandidato a la Junta Municipal de Coronel Oviedo. 


Carlos Valiente, un joven comerciante de la ciudad de Coronel Oviedo, habló en la mañana de este martes en el programa “De Buena Fuente” emitido por nuestra emisora y conducido por Diego Cazal y Randy Soto y contó cómo en su caso llegó a entregar más de G. 50 millones en un lapso de casi un año. 
Señaló que al principio David Aguilar Chamorro, organizaba algunos eventos  y solicitaba servicios de catering a su firma y entre pedidos por delivery  iba ganando en cierta forma su confianza hasta que en una ocasión le comentó sobre un negocio que estaba realizando a través de una ONG, que recibiría recursos internacionales para financiar ayudas a diferentes sectores de la sociedad, pero que el trámite de papeleos era costoso y que requería de un apoyo financiero y le dio la posibilidad de hacer esa inversión, que una vez lograda los desembolsos le retornaría el dinero con un importante interés. 


Momento en que, dice Valiente  termina citándole para generar confianza a la familia Buzarquis como brazo político y a su padre (Lucas Edizon Aguilar) como influyente en la sociedad puesto que sería funcionario del Consejo de la Magistratura pero comisionado en la Gobernación del Caaguazú,  y  a Roque Olmedo (hijo) como otro financista del proyecto, lo  finalmente captó su interés y terminó dando en cuotas varias sumas de dinero hasta totalizar poco más de G. 50 millones. 


“Eran sumas de G. 200.000, G. 1.500.000, que iban sumando supuestamente para trámites o pago por servicios a contadores, abogados o escribanos”, acotó. 


Con el tiempo transcurrido de casi un año (2019-2020), insistió en el proyecto pero siempre recibía respuestas evasivas de Aguilar hasta que en un momento se concretó una reunión con varias otras personas a las que conoció y que también aportaban. En ese encuentro aparecieron unos documentos que supuestamente se trataba de la ONG Desarrollo Integral, documentos que no pudieron ver de cerca y que tampoco se les permitió tomarle una foto. En esa ocasión, Olmedo (hijo), quien para muchos era uno de los cabecillas de la organización pasó a ser víctima puesto que también señaló que aportó más de G. 100 millones para lo mismo. 


Siempre, de acuerdo al relato de Valiente, tras ver señales que todo se trataba de un esquema de estafa buscaron a la familia Buzarquis quienes negaron algún vínculo con Aguilar Chamorro y terminaron denunciando ante el Ministerio Público que sus nombres eran usados para cometer el delito.


Ya con intervención de la familia Buzarquis se insistió al Padre de Aguilar Chamorro que pueda dar una explicación sobre el actuar de su hijo, este convocó a una reunión, momento en que su hijo pidió disculpas a los Buzarquis por usar sus nombres y terminó confesando que la inversión que hicieron fue fallida. Las  supuestas víctimas, incluso creen que Lucas Edizon Aguilar, padre de David también estaría implicado en la organización. 


Tras saltar a luz el caso comenzaron a aparecer otras personas que dijeron que también fueron engañados, llegando hasta ahora la lista de 40 personas afectadas y que la suma asciende a  más de G. 500 millones.

Comentarios

Comentar artículo